Bitácora de Sergi Bellver: Escribid, escribid, malditos.

9/6/09

Escribid, escribid, malditos.

BCN WeekDesde el mes pasado colaboro como jurado (por llamarlo de alguna manera, aunque sería más adecuado llamarlo "cazatalentos" o algo por el estilo) en la sección "Arroz negro" de la revista BCN Week. En mayo se publicó un cuento de Matías Candeira y un poema de Rubén García Cebollero, todavía disponibles en red, en este enlace. BCN Week es una revista alternativa, supuestamente informal (aunque se toman muy en serio muchas cosas para que el trabajo valga la pena) y trilingüe (nada que ver con tripletes, aunque aquí levante el dedo meñique y entone una risa de ultratumba), en castellano, inglés y un poquito de catalán, para que luego digan. Tiene una tirada de quince mil ejemplares que se distribuye de manera gratuita en diversos locales de Barcelona y, como habéis podido ver, también cuenta con versión virtual. En adelante, los tres colaboradores encargados de esta sección, Albert Lladó (impagable el haberme permitido participar en el jurado de esa bella iniciativa llamada Ficcions, que persigue promover la escritura entre los jóvenes catalanes: vídeo, en catalán y revista Secundèria), Jordi Corominas i Julián (el alma mater del asunto y de otras tantas loo-poesía-curas, como la revista Calidoscopio, que pronto publicará también su número de junio) y un servidor seguiremos buscando textos para la sección. Podéis enviarme vuestros relatos (breves, por favor) a mi correo-e, aunque preferiría haceros yo mismo la propuesta, de manera personalizada. Eso hice en las últimas semanas y después de proponérselo a unos cuantos autores, en el mes de junio los seleccionados han sido el salmantino Manuel Sánchez Vicente y la argentina Gilda Manso, viejos conocidos del Diomedea. En breve aparecerá la edición de junio de BCN Week con sus relatos en "Arroz negro".


Museo de la Palabra Imagino que, a estas alturas, vía Facebook y por otros mentideros de lo virtual, ya estará casi todo el mundo enterado del bombazo del inminente verano: el Museo de la Palabra convoca el premio literario mejor dotado económicamente en castellano (si atendemos a euros por palabra, supera incluso al Planeta o al Ribera del Duero; estos romanos están locos...). O dicho de otro modo, desde el pasado día 1 de junio se puede participar en el I Concurso Internacional de Microrrelatos “Museo de la Palabra”.

A través de ese enlace podéis acceder a la página del Museo de la Palabra y descubrir allí las bases completas y el formato de participación en este nuevo y flamante premio de microrrelato que os propone la manchega Fundación César Egido Serrano. Ahora bien, si me lo permitís, me gustaría daros tres consejos: paciencia, trabajo y coherencia. Es decir, que no enviéis lo primero que se os ocurra, que esperéis unos días a terminar de corregir o de perfilar vuestro microrrelato y que no tratéis de colar nada que no sea inédito (en papel o en silicio, da lo mismo). Seguro que por 7.000 euros para 600 caracteres (espacios incluidos) la competencia será dura y participará más de un "consagrado", pero me consta (de muy buena tinta...) que el certamen será limpio y, la verdad, me encantaría ver a alguno de los habituales del Diomedea por allí.

*

Tengo muchas más cosas que contaros, colaboraciones mías como crítico en nuevas revistas, proyectos de antologías que van cobrando forma, derivas que se avecinan, nuevas reseñas, nuevos cursos (quinta edición del intensivo virtual de Literatura de viajes el 3 de agosto, aquí, y primera convocatoria del curso presencial en la Escuela de Escritores de Madrid el 20 de julio, aquí) y alguna que otra sorpresa. Pero eso será otro día. Ahora os dejo escribir, que es lo suyo. Y ya que estamos, escribid también para el VII Diomedea, hombre, que no imprimo quince mil ejemplares ni doy 7.000 euros sino un puñado de buenos libros, pero, ¿y lo bien que nos lo pasamos luego todos leyendo?

2 comentarios:

manuespada dijo...

Hombre Sergi, después de unas semanas un tanto complicadas me has alegrado el día con la selección de mi texto. Veo que no paras con tus proyectos.

Anónimo dijo...

Hola Sergi.

Aunque ya apuntas que mejor esperar tu invitación para enviarte algún texto, aprovecho para preguntarte cúal es la extensión ideal de un relato para las revistas digitales( y las de formato tradicional tb , claro).
¿Una página, dos, seiscientas palabras....?
Por cierto, apuesto lo que sea(menos dinero que anda la cosa escasa) a que además de ese libro de relatos a la espera de publicación tienes por ahí escondidos poemas, tu texto bajo el título Paisajes es muy muy poético.

PD Buen consejo para el concurso. A veces nos domina el ansia y hay que dejar reposar el texto y leerlo pasados unos días para ser capaz de ver los fallitos.
Saludos R.A.