Bitácora de Sergi Bellver: Noche de los libros: El silencio por Mallarmé.

21/4/09

Noche de los libros: El silencio por Mallarmé.

Literatura de viajes Literatura de viajes

Aprovechando la circunstancia, desde este momento he dedicido integrar en esta página los contenidos y el espíritu del proyecto que originó la bitácora colectiva Literatura de viajes, para poder mantener, actualizar y promover con mayor eficacia sus propuestas en un solo espacio. Por ese motivo, hoy mismo he volcado en esta bitácora las tres entradas más importantes de aquella, con dos textos de antiguos alumnos del curso de Literatura de viajes en Escuela de Escritores y una nota de lectura sobre el libro Viajes con Charley, de John Steinbeck.


El próximo jueves, día 23 de abril, y en el marco de las actividades de La Noche de los Libros, el Real Jardín Botánico del CSIC y la Escuela de Escritores de Madrid han organizado un evento que planterá dos actividades paralelas y complementarias: un homenaje interactivo al silencio y la reflexión como fuentes de la palabra escrita y una jornada de talleres gratuitos de escritura.

Sobre la primera recomiendo leer la información que sigue, acerca del Silencio por Mallarmé. En cuanto a los talleres, se impartirán de relato, de escritura creativa o de literatura de viajes, entre otros. Por mi parte, participaré impartiendo un taller de literatura de viajes junto a Isabel Calvo, una de las profesoras más experimentadas de la Escuela de Escritores. Entre las 16 y las 17.45 horas tendremos la primera sesión doble, en dos turnos de 45 minutos, en la que hablaré sobre la mirada del viajero o el espacio urbano como fuente de la narrativa de viajes, entre otros temas; y entre las 18 y las 19.45 horas, Isabel Calvo tomará La Odisea de Homero y La línea de sombra de Conrad como puntos de partida para hablar de la literatura de viajes o el viaje como experiencia trascendente en el escritor. Ambos talleres, en cierto modo complementarios, dejarán espacio para la práctica de la escritura, con la propuesta de ejercicios durante las sesiones.


El 11 de septiembre de 1923 el escritor mexicano Alfonso Reyes reunió en el Real Jardín Botánico de Madrid a un grupo de escritores y poetas entre los que se encontraban José Ortega y Gasset, Juan Ramón Jiménez, Eugeni D'Ors o Antonio Bergamín. Aquél encuentro sirvió para reivindicar el silencio, la reflexión y la escritura en un homenaje al poeta francés Stephane Mallarmé. Las instrucciones de Reyes eran sencillas: sentarse durante cinco minutos en algún lugar del Botánico y, a continuación, escribir qué había pensado cada autor durante ese tiempo. Bautizaron el encuentro como El silencio por Mallarmé (Una encuesta sin trascendencia) y publicaron sus textos breves sobre el silencio, la reflexión y la escritura en el número 5 de la Revista de Occidente.

En conmemoración de aquella iniciativa, el próximo jueves 23 de abril las puertas del Jardín Botánico permanecerán abiertas entre las 16 y las 20 horas, siendo gratuito el acceso al recinto, ya que esta institución invita a los amantes de la escritura a emular aquél primer Silencio por Mallarmé para celebrar el Día del Libro.


En colaboración con Escuela de Escritores, los escritores Javier Rioyo, Juan Carlos Méndez Guédez, Doménico Chiappe, Juan Carlos Chirinos, Ernesto Pérez Zúñiga, Juan Carlos Márquez, Ignacio Ferrando, Luis Luna, Javier Sáez de Ibarra, Alfonso Fernández Burgos, Eduardo Berti y Pablo Andrés Escapa participarán desde las cinco de la tarde en la reedición del Silencio por Mallarmé, un acto al que podrá unirse cualquier amante de la escritura que se acerque al Real Jardín Botánico. Además, y desde las cuatro de la tarde, algunos de los profesores de Escuela de Escritores impartirán talleres de escritura gratuitos en varias localizaciones del Botánico.

Los asistentes podrán disfrutar del recogimiento del Real Jardín Botánico para reflexionar durante esos cinco minutos de silencio y escribir a continuación sus textos, que serán publicados en la página web www.silenciopormallarme.org. Durante esas cuatro horas, además de participar en el Silencio por Mallarmé, los asistentes podrán inscribirse en los cuatro talleres de escritura gratuitos que los profesores de Escuela de Escritores impartirán a lo largo de la tarde (hasta completar un aforo máximo de quince alumnos por taller). Y para aquellos a quienes la distancia les impida acercarse al Jardín Botánico, habrá un Silencio por Mallarmé virtual: a través de www.silenciopormallarme.org, los internautas podrán visionar un video del Jardín Botánico mientras escriben su silencio en la misma página.

Accede a la información completa en la página de la Escuela de Escritores.

8 comentarios:

Xuan dijo...

Me gusta la iniciativa de los talleres en el Jardín Botánico. Si se repite el año que viene, seguramente me pase.

Este año no puedo. Me coincide precisamente con el taller de relato de la escuela.

Anónimo dijo...

Creo que es una inciativa estupenda eso de unir el silencio que se vive entre las plantas del Real Jardín Botánico y el poder de la palabra con los escritores reunidos, juntos, con unos minutos para la reflexión. Me pasaré por ahí, muchas gracias por la convocatoria.

Anónimo dijo...

Qué buen marco para la escritura, me encanta el Botánico. ¿Cómo hay que apuntarse a los talleres? ¿Se puede hacer más de uno? Gracias.

Sergi Bellver dijo...

Xuan, cada año la Escuela de Escritores monta algo distinto, no sé si en 2010 será el Botánico, pero algo haremos, algo haremos. A ver si te pasas por alguno de los saraos nocturnos, como lo de Tres rosas amarillas, y nos vemos las caras, hombre.

Abrazos.

*Anónimos #1 y #2, gracias por vuestro interés y espero "veros" por allí (identificaos si aparecéis, que me hará gracia). En cuanto a los talleres, se puede apuntar uno en el mismo Botánico, según le apetezca (allí estarán las tablas de horarios, temas y profesores). En principio, mientras al alumno le dé tiempo, creo que no habrá problema en hacer varios. De hecho, los talleres de Literatura de viajes, por ejemplo, son cuatro sesiones de 45 minutos, que se pueden hacer sueltas o seguidas (Isabel Calvo y yo le hemos dado cierta unidad a los talleres). O se puede hacer 45 minutos de viajes, 45 de creativa, 45 de relato... La única restricción es el aforo: puede apuntarse quien quiera hasta completar los quince alumnos por taller.

Saludos y hasta mañana, si al final os animáis.

Anónimo dijo...

Casi se puede decir que ayer estuviste de cumpleaños, no lo digo por el día del libro, que también. Felicidades

Besos

Anónimo dijo...

Casi se puede decir que ayer cumpliste dos años. Felicidades

Besos

Dr. Lubber dijo...

Siempre ansié el silencio por Mallarmé, bella inciativa en los tiempos que corren. Sean saludados.

Isabel Romana dijo...

Intuyo que esta actividad ha debido ser un éxito. Habrá que leer los resultados del Silencio... Besos y enhorabuena por tu actividad cada vez más intensa.