Bitácora de Sergi Bellver: Fallo del VI Premio de Relato mínimo Diomedea.

20/4/09

Fallo del VI Premio de Relato mínimo Diomedea.

Para esta edición del certamen han llegado textos desde nueve países y ha aumentado el número de concursantes en algo más de un 20 por ciento. Enhorabuena a los dos finalistas y por supuesto al ganador, que ya resultó finalista de una convocatoria anterior, lo que demuestra que perseverar trae sus frutos. De nuevo se han quedado a un paso del podio algunos relatos de autores habituales del Diomedea, quienes seguro cosecharán en el futuro esos mismos frutos, si continúan trabajando del mismo modo.
Gracias a todos vosotros y también a los miembros del jurado, que colaboran de manera desinteresada, esta iniciativa sigue en plena forma y difundiendo el trabajo de otros autores en la red. Recordad que desde el pasado lunes ya está abierta la convocatoria para el VII Premio de Relato mínimo Diomedea.


Fallo del VI Premio de Relato mínimo Diomedea:


Finalista del VI Premio de Relato mínimo Diomedea
Finalista del VI Premio de Relato mínimo Diomedea:

Título: «El dios de la parcela»
Autora: Flor Coss
Nacida en 1970, vive en la ciudad de México y es ingeniera.
Bitácora: Learning to fly

Obtiene el libro de relatos Mujer con perro sobre fondo blanco, de Alfonso Fernández Burgos (Gens, 2006), por gentileza de la editorial.


EL DIOS DE LA PARCELA



EN DOS HORAS MÁS se levantará mi mujer a echar las tortillas, para entonces los gallos y los asnos habrán cantado anunciando la hora de empezar un nuevo día. Mi mujer no sabrá lo que pasó, no tiene por qué saber que me he vengado de ella. A mí no me importa que ella no sepa que ya me he cobrado con tal de que mi ofensa se vea satisfecha. Que siga tendida en el petate, durmiendo como si los mismos ángeles resguardaran su puerta.
Despertaré a la chamaca mientras su madre duerme, la llevaré junto al río donde nadie sino Dios será testigo. Él me mirará levantarle la falda, golpearle las nalgas hasta excitarme para luego saciarme en ella. ¡Que pague por las funciones que me negó su madre!
Dios no hará nada, estará de mi lado porque es lo justo, porque Él es hombre como yo y como Él yo soy el dios de esta parcela. Nos haremos uno.
Es tiempo.
La levanto, la llevo en brazos, le beso la frente y le digo que se ha ganado un premio. Le pido que sea buena con su padre porque Dios la está mirando.
«El dios de la parcela» es propiedad de © Flor Coss 2009.


Finalista del VI Premio de Relato mínimo Diomedea
Finalista del VI Premio de Relato mínimo Diomedea:

Título: «Cambalache»
Autor: Manuel Sánchez Vicente
Periodista y guionista de televisión, entre las pasiones de este salmantino figuran el cine, la fotografía, la literatura en general y los relatos cortos en particular, género al que dedica parte de su tiempo. Ha ganado varios premios de cuentos y gracias a uno de ellos ha publicado el libro de relatos El desguace.
Bitácora: La espada oxidada

Obtiene el libro de relatos Mujer con perro sobre fondo blanco, de Alfonso Fernández Burgos (Gens, 2006), por gentileza de la editorial.


CAMBALACHE



TRAS LA ÚLTIMA DISCUSIÓN decidí poner punto final a nuestra crisis de pareja. Al principio no supe qué hacer con tu cuerpo, así que te tuve tres días recostada en el sofá hasta que decidí enterrarte bajo las losetas del sótano. Fue entonces cuando comencé a imitar tu voz. Escuché el contestador hasta que hice mía esa forma de arrastrar la letra «erre», como un gourmet francés. Luego estudié nuestros vídeos. Copié tus gestos rotundos, tu peinado caótico y esa manía tan tuya de mordisquearte la lengua con los paletos, como hacen los niños traviesos. Han pasado diez años desde que desaparecí y ahora te acusan de un crimen. Creen que me has hecho algo. Mi abogado ha presentado una apelación en el juzgado, pero mi única opción es que no registren la casa. Cariño, veo tu cara en el espejo y recuerdo que nunca fuiste rencorosa. Por favor, deja que recupere mi aspecto. Al fin y al cabo, yo te devolví la vida.
«Cambalache» es propiedad de © Manuel Sánchez Vicente 2009.


Cuento ganador del VI Premio de Relato mínimo Diomedea
Ganador del VI Premio de Relato mínimo Diomedea:

Título: «La incertidumbre»
Autor: Javier Puche
Nacido en Málaga en 1974, reside en Madrid. Es Licenciado en Filología Hispánica y profesor de piano clásico. Realizó el Máster en Creación Literaria en la Escuela Contemporánea de Humanidades de Madrid. Ha trabajado como corrector de estilo, crítico musical y guionista de televisión. Sus cuentos han sido publicados en diversas revistas y antologías. Fue ganador del I Premio de Relato Breve ECH y finalista del IV Premio de Relato mínimo Diomedea.
Bitácora: Puerta falsa

Obtiene un lote con los libros de relatos Despeinadas, de Gema Fernández Esteban (Gens, 2009), que está a punto de llegar a las librerías; Nosotros, todos nosotros, de Víctor García Antón (Gens, 2008) y la antología Parábola de los talentos (Gens, 2007), por gentileza de la editorial.


LA INCERTIDUMBRE



EN MEDIO DEL MAR NEGRO, a cientos de kilómetros de cualquier costa, un hidropedal avanza despacio bajo la luna. Sus tripulantes, un hombre y una mujer de mediana edad, pedalean maquinalmente, pese a estar dormidos. La cabeza del hombre descansa vencida hacia atrás. Y su boca se abre hacia el cielo, como si anhelara devorar las estrellas. La cabeza de la mujer cae por el contrario hacia delante y tiene la boca cerrada. Con las ondulaciones del mar, ambas cabezas se tambalean un poco. La de él parece decir que no. La de ella, que sí. Entregados a esta inconsciente discrepancia, surcan la oscuridad. Al amanecer, el lamento de una ballena los despierta abruptamente.
ELLA (desperezándose): Nos hemos dormido.
ÉL: Eso parece.
ELLA (mirando alrededor): ¿Y qué hacemos ahora?
ÉL: No tengo ni idea. Quizá deberíamos seguir pedaleando.
Y eso es justamente lo que hacen: pedalear. Pedalear en silencio. Seguir navegando sin rumbo por las oscuras aguas hasta perderse de vista en el horizonte.
«La incertidumbre» es propiedad de © Javier Puche 2009.


Todas las obras están bajo una Licencia de Creative Commons.

Premiados en anteriores convocatorias:

I Premio de Relato mínimo Diomedea
II Premio de Relato mínimo Diomedea
III Premio de Relato mínimo Diomedea
IV Premio de Relato mínimo Diomedea
V Premio de Relato mínimo Diomedea


Consulta las bases

21 comentarios:

Xuan dijo...

Enhorabuena a los finalistas y al ganador.

Supongo, Sergi, que el jurado cada vez lo tiene más complicado para decidir quién es el ganador.

Hiperbreves S.A. dijo...

Muchas felicidades a todos y, en especial a Manu Espada. La verdad es que yo le hubiera dado el premio.

Arcángel Mirón dijo...

Puche tenía que ser.

:)

Felicitaciones a él y a los finalistas.
Que el Diomedea siga creciendo.

Apapachos.

Sergi Bellver dijo...

Gracias a los tres por vuestro fiel apoyo. Arcángel, tú estás entre esas autoras que terminará por ganar el Diomedea si sigues en la misma línea.

Un dato (sobre todo para Xuan e Hiperbreves, y a quien le sirva): el jurado estuvo compuesto en esta ocasión por nueve miembros (editores, escritores, profesores de escritura y un librero). Seis miembros votaron como ganador el relato "La incertidumbre" y tres votaron por "Cambalache". El fallo del Diomedea nunca se rige por ese resbaladizo concepto que es la "unanimidad" en los concursos. Tan sólo votamos otras rondas si hay empate.

Herman dijo...

Mi alegría es mayúscula, inmensa y redonda como el globo terráqueo. Mis felicitaciones a los finalistas, ambos excelentes.
Hoy es un lunes feliz.

Anónimo dijo...

Me gustan todos de verdad, pero el de Puche destaca por la belleza formal que esconden sus palabras y transmite esa misma incertidumbre que da título al relato; por momentos me ha parecido ver una pequeña pieza teatral del absurdo.

Felicidades a todos.

Al resto: ¡a seguir intentándolo!.
R.A.

manuespada dijo...

Enhorabuena a la ganadora, un relato brutal, me ha recordado al "Monstruo de Mariquita". Y enhorabuena a Herman por el puesto al final, me ha gustado mucho tu relato. Un abrazo, Sergi, me ha hecho mucha ilusión quedar finalista del Diomedea.

Manu

Alex dijo...

Es difícil mantener el nivel tras seis ediciones, pero me leí hace poco las cinco anteriores y creo que, en general, este Premio Diomedea lo está consiguiendo.

El relato de Flor Coss me parece un poco flojo en la forma, sin embargo, excepto por la última frase, muy potente.

Los de Manuel Sánchez Espada y Javier Puche me han gustado mucho, aunque se me hace algo más visible y sugerente el ganador. Me ha recordado un poco a un cuento que leí en el primer libro de Víctor García Antón, Amor del bueno (que me compré por tus consejos, Sergi). El de la vaca y la pareja de recién casados en una balsa. Es una metáfora similar.

Enhorabuena a los tres autores y a ti, Sergi, por tu trabajo. Eres un verdadero catalizador de energías, movilizando blogs, letras y personas.

Saludos.

Sergi Bellver dijo...

Enhorabuena a ti por tu relato, Herman/Javier. Te lo mereces, o al menos eso han pensado seis de los miembros del jurado, que otra cosa no sé, pero cuentos llevan leídos a mansalva, por sus trabajos varios, y digo yo que "algo" sabrán del tema.

*Gracias por tu intervención, R. A., veo que coincides con el jurado y me alegra que hayas disfrutado de la lectura (que es de lo que se trata con el Diomedea, no lo olvidemos: de divulgar lecturas, autores y bitácoras que merecen la pena).

*Enhorabuena a ti también Manu, por tu texto. Creo que era de esperar que tarde o temprano aparecieras en el almanaque virtual del Diomedea. Sólo hay que fijarse en tu trayectoria. Eso sí, me da que has leído en orden inverso: el ganador es Javier, tú eres el primer finalista y Flor Coss la segunda finalista.

*Respeto tu opinión, Alex, aunque llegar ahí entre las decenas de relatos candidatos (y había algunos muy , muy decentes, que sólo han quedado fuera por algún error formal o alguna frase poco pulida) creo que coloca a "El dios de la parcela" un peldaño por encima de "flojo". Además, en la selección de finalistas intento siempre que entren corrientes y estilos diferentes, para no caer en la endogamia. De todos modos, el orden de los tres galardonados me parece justo y, mira, el propio Manuel ha caído en la principal cualidad del relato de Flor: su brutalidad.

Gracias de veras por valorar esta iniciativa y recibe un abrazo.

manuespada dijo...

Upss, cierto, lo siento, he leído mal. De tofas formas ambos son muy buenos. Herman/Javier, doble enhorabuena.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Desde que conocí su blog, Herman (¡ahora conozco tu identidad!) me sedujo con la elegante precisión de sus microrrelatos. Lo leo a menudo y, del mismo modo que lo he felicitado en su Puerta Falsa, lo hago ahora aquí. Felicidades por el reconocimiento por este magnífico relato. Un abrazo.

Pedro Peinado dijo...

Enhorabuena a los premiados, los tres merecen aplausos y ovaciones, lecturas y relecturas.

Desde el primero es un placer leer cada fallo de los Diomedea. ¡Larga vida!

Marta María López dijo...

Me alegro muchísimo por los tres premiados. Por Flor, porque es compañera mía y sé de su tesón. Me gusta su micro por la brutal y por ese ambiente rural hispanoamericano que me recuerda a Márquez.

A Manu Espada, cuyo estupendo blog sigo, le doy también la enhoranuena por un micro estupendo, de los que a mí me gustan, con personajes bien retorcidos :)

Y al ganador mi más sincera enhorabuena porque es un micro muy bueno que, como dice Alex, recuerda a Amor del bueno de Gª Antón. "No, que nos mira la vaca".

Enhorabuena a ti también, Sergi. Un abrazo.

SUSANA dijo...

Qué bien MANUESPADA!

Un alegrón saberte finalista!

Enhorabuena Querido Amigo!

Abrazo!

Miriam dijo...

Con el tiempo el premio Diomedea se va a convertir en un clásico y en una cantera de nuevos talentos. ¿No has pensado en hacer una antología con todo el material, Sergi?

Enhorabuena al ganador y a los finalistas (a mí el cuento de Flor Coss también me ha gustado mucho, cada uno de los tres tiene su punto, cruel, irónico o simbólico) y ojalá que sigamos aquí descubriendo talentos por mucho, mucho tiempo.

Besos,
Miriam.

Sergi Bellver dijo...

Antonio, no es la primera vez que Javier sale de la cáscara de Herman y de su Puerta falsa para compartir su trabajo. Fernando Valls, en su bitácora La nave de los locos también señaló en su día al pianista.

Bienvenido.

*Me alegra que digas eso, Pedro; aquí se trata sobre todo de eso, de leer como cosacos, si los cosacos leyeran en vez de beber. Saludos.

*Vaya, uno cree que está abriendo campo, Marta María, y al final casi todos nos conocemos. No sabía que Flor también fuese alumna de talleres y compañera tuya. Supongo que personas como tú pasan de boca a oreja esta inicativa para ganar participantes. Gracias por la parte que te toca. Sí, es cierto, el cuento de Javier recuerda a ese relato, y también a las Historias mínimas de Javier Tomeo, aunque ahí el homenaje ya es explícito, evidente y reconocido por el propio Puche.

Besos.

Sergi Bellver dijo...

Bienvenida, Susana, y gracias por dejar tu huella aquí también.

*Pues como ya dice un punto de las bases de cada convocatoria del Diomedea, Miriam, esa idea la tengo siempre en mente, pero por desgracia las editoriales no se atreven a lanzarse con autores "desconocidos". La mayoría de editoriales siguen apegadas al apellido, a la firma, y no se toman el tiempo de fijarse en el texto. De todos modos, sólo llevamos seis ediciones, y creo que ese "material" aún es escaso, que hay que esperar un poco más.

Aparte, "con el tiempo" seguiremos descubriendo talentos y nuevas voces, eso espero, pero la verdad es que "algo" ya hemos ayudado: varios de los participantes, finalistas y ganadores de las seis ediciones del Diomedea ya han publicado sus textos en alguna antología, como la de Hipalage, sin ir más lejos, donde estaban Ana Pino, David González Torres y otros.

Tengo en mente un proyecto de antología, no lo negaré, pero con otro formato. El margen entre 100 y 200 palabras para los textos del Diomedea obedece a una cuestión práctica y de formato (sería engorroso publicar en una bitácora cuentos de cinco páginas, y además yo no daría abasto con el trabajo de gestionar 50-100 originales tan largos, por ejemplo, amén del abuso que supondría con el jurado, que bastante hace con valorar los candidatos que le presento, por amor al arte: el tiempo de la gente hay que valorarlo). Pero para una antología me quedaría con cuentos, ya sin límite de extensión (o uno razonable), de muchos de los autores que han participado en el Diomedea desde noviembre de 2007, o de otros autores que he ido descubriendo con los años en la red, etcétera. Eso sí, nos encontraremos con el mismo problema: dar con una editorial que sea valiente y lúcida y se atreva a publicar el proyecto, pero que a la vez tenga los medios y el propósito de defenderla y distribuirla como es debido. Porque el trabajo de esos autores merece también un trabajo serio de edición y una antología rigurosa, para no caer en los peligros, excesos y carencias de la autoedición.

Vaya rollo te acabo de largar, Miriam, pero, como supondrás, este es un tema al que llevo dándole vueltas desde hace "mucho, mucho tiempo".

Un abrazo y gracias por los augurios.

Sinuosa dijo...

¡Guauuu!, son los tres buenísimos. Vaya tarea la del jurado... ufff

Enhorabuena a los tres. Especialmente a Javier (Herman).

Pepe Momia dijo...

Mi enhorabuena a ganador y finalistas. Me gustó particularmente el de Flor Coss. Muy potente y oscuro.
Yo seguiré intentándolo y aprendiendo en la navegación 8como polizonte) en este blog.

Felicidades.

Hiperbreves S.A. dijo...

Sergi, gracias por la información de los votos del jurado. La mayoría es soberana y no pretendía hacer ningún tipo de reproche. Me limité a dar mi voto particular (que no sirve de nada, por cierto).

Un saludo y felicidades por mantener este concurso que ya va para clásico.

Raúl dijo...

Me congratula comprobar como convocatoria en convocatoria, la calidad de los textos participantes no disminuye, sino todo lo contrario.