Bitácora de Sergi Bellver: Avances.

16/3/09

Avances.

Sergi Bellver, editor de Gens

Hace cosa de tres semanas quedé con Luis Luna, uno de los poetas que han publicado recientemente en la editorial para la que trabajo, para entregarle unos ejemplares de su libro. Iban a hacerle una entrevista para un portal web, a él y a Lourdes de Abajo (otra excelente poeta, por cierto, a quien he descubierto hace poco y que acaba de publicar con Amargord) y, de repente, me propusieron hacer algún comentario en calidad de editor. Sin preguntas, en modo "revele su rollo" y a cámara abierta. No me siento demasiado cómodo con el medio "televisivo", prefiero con mucho la radio, pero como ya tengo interiorizado el discurso de esa editorial, no tuve que pensar mucho para cubrir el expediente. El vídeo está dividido en dos partes y si pulsáis en la imagen con la que abro esta entrada veréis la segunda (subid bien el volumen), donde hablo más de mi punto de vista sobre la escritura que de la editorial en cuestión (y donde me cargo el final del poema de Rilke, por cierto). La primera parte o un par de cortes de la presentación de Territorio en penumbra en el Ateneo de Madrid están disponibles una vez se accede a esa página de Youtube, en "vídeos relacionados". Los medios en esta ocasión no eran para tirar cohetes, pero suficientes: una videocámara, la parte trasera del Museo del Prado y el ruido de la ciudad. Y si parezco un vampiro es porque estaba cara al sol, con perdón.

Por cierto, tiene que estar ya al caer la emisión de la entrevista que nos hicieron hace tres meses en Tres rosas amarillas, a dos autores de la editorial y a un servidor, para es.madrid.tv, con producción de Antena 3. Para haceros una idea del reportaje, podéis curiosear en este enlace al vídeo de www.esmadrid.com en el que entrevistan a Diego Moreno, uno de los editores de Nórdica Libros en la misma santa casa del cuento en Malasaña.


Calidoscopio

También está a punto de salir del horno el nuevo número del panfleto cultural Calidoscopio, dedicado al viaje literario desde varios prismas y en el que colaboro con un texto. Justo anoche comentaba mi renuencia a las colaboraciones gratuitas (no ya en sentido literal, que también, sino sobre todo literario, es decir, sin venir a cuento y a modo de parche para rellenar espacio), pero este caso suponía una excepción, pues me interesa el tema y me parece que los responsables de esta original revista se han tomado en serio la concepción del número, y por eso quise colaborar con un texto. Se trata de una triple deriva teórica para la que utilizo de coartada el libro El infinito viajar, de Claudio Magris (Anagrama), con la intención de reflexionar sobre la literatura de viajes y cuestionar algunos supuestos. En cuanto se actualice Calidoscopio, podréis leerlo en el enlace de la imagen, arriba.


Masacre en los jardines

Ya que estamos, y aunque el enlace figura ahí, a la derecha (y en esta imagen), entre las reseñas que voy publicando, os recuerdo que hace unos cuantos días colaboré con la página Masacre en los jardines con un comentario a El gran sueño del paraíso, de Sam Shepard. De nuevo, donde hay criterio y trayectoria, como sucede con esa bitácora colectiva dedicada al cuento, a uno no le importa aportar algo de vez en cuando.


Bitácoras y literatura en la red

Ya está abierta la matrícula para el curso Bitácoras y literatura en la red en la Escuela de Escritores, que dará comienzo el próximo 22 de abril (de nuevo, como cada año, aunque en esta ocasión me adelanto 24 horas, el Día del Libro se convierte en talismán para mí). Se trata de un curso virtual (como no podía ser de otra manera en este caso) de tres meses de duración. Podéis encontrar todos los detalles técnicos y administrativos, y un breve índice de los contenidos en el enlace. En enero de este año la Escuela de Escritores me propuso hacerme cargo de ese taller y, como sucedió con el de literatura de viajes, acepté encantado, siempre y cuando pudiera elaborar un temario completamente nuevo y según mi criterio, y eso es justo lo que he hecho. El curso no se ceñirá exclusivamente a la elaboración de una bitácora relacionada con la literatura o en sus aspectos teóricos y técnicos, sino que abordará también las posibilidades que lo literario tiene en la red para explorar nuevas vías creativas, o la alternativa que ya supone este medio a los cauces tradicionales. En fin, creo que después de varios años trabajando e investigando en ella, puedo aportar muchas cosas a quien quiera lanzarse a la "blogosfera". De postre, además, van a echarme una manita algunos autores de bitácoras de sobra conocidas, a quienes también entrevisto en el temario, con lo que la cosa creo que promete.


Bitácora de Sergi Bellver

Como algunos habrán notado ya, el índice y la barra lateral de esta página van creciendo poco a poco, pero no para añadir lastre, sino para volar cada vez más alto. En breve añadiré contenidos a esas nuevas secciones, que pretenden dinamizar esta bitácora y seguir moviendo cosas en sus lectores.

Arte visual

Tanto en el mundo de las bitácoras como en las redes sociales, o en páginas casi extraviadas por algún nudo periférico de la world wide web (auténtica world wild jungle para algunas cosas), se encuentra uno de vez en cuando con la propuesta gráfica de gente con mucho talento. Ilustradores, dibujantes, directores y guionistas de cortometrajes (también de animación), fotógrafos, diseñadores... En una bitácora literaria como esta puede parecer una licencia, pero a menudo esos creadores incorporan en su trabajo la calidad narrativa que alberga todo mensaje y, qué demonios, uno apuntaba en su infancia para ilustrador o dibujante, y le ha quedado siempre esa grieta por la que respira la curiosidad. De modo que a partir de ahora, y con cierta periodicidad, iré publicando aquí algunas escuetas entradas con una pequeña muestra del trabajo de esos creadores, para compartirla con vosotros y contagiar el descubrimiento. Ni que decir tiene que si os apetece hacer alguna sugerencia en ese sentido, tenéis los comentarios a vuestra disposición.

Biblioteca Nautilus

De repente, noto el peso de unas gafas de pasta en mi nariz y arrugo el ceño cotejando fichas hipotéticas. Sí, amigos, la invasión de los ultracuerpos: llevo un bibliotecario dentro y en noches de tormenta imagina que ha de salvar unos cuantos libros del diluvio universal o de la estulticia humana, del olvido, sobre todo, con la determinación febril de un capitán Nemo del presente, surcando los siete mares digitales en sus 20.000 Gigas de viaje virtual. A partir de ahora, y sin dejar en ningún caso las series de no-reseñas y derivas sobre los libros de cuentos que trajo 2008 y los que seguirá trayendo 2009, publicaré, como una suerte de fichas del bibliotecario del Nautilus, breves comentarios sobre las que para mí han sido y seguirán siendo obras imprescindibles de la literatura universal, aquellos libros que deberían encontrar los alienígenas tras el fin del mundo para no condenarnos como a alimañas inútiles. Cuando sea posible, además, y por puro fetichismo, rescataré la imagen de cubierta de la primera edición de cada título. Y para que no me acusen de sectario, empezaremos con una novela.

Cursos

Además de los cursos que llevo adelante en la Escuela de Escritores, estoy moviéndome para impartir algunos talleres en bibliotecas y centros culturales a lo largo de 2009. Los cursos presenciales tienen una gran demanda por parte del profesorado que no siempre se puede satisfacer y, la verdad, con los alumnos cara a cara es como más disfruto de mi trabajo. Aparte, estoy elaborando varios proyectos de talleres itinerantes, jornadas de escritura y mesas de debate, para los que quiero reclutar a los mejores compañeros de viaje. Cuando las cosas cobren forma, os las iré comunicando puntualmente.

De momento, en la segunda quincena del mes de mayo impartiré un taller de Literatura de viajes en el marco del LILEC'09 (Festival del Libro y la Lectura de Almería), una magnífica iniciativa que en esta edición tendrá como cauces temáticos El viaje y La cultura catalana. Como suelo decir, "más detalles en breve".

10 comentarios:

luna dijo...

cuida de Almeria!

viva el Lilec!

Jordi Roldán dijo...

Solament dir-te enhorabona, de tot cor. Què crack, el video és collonut.
Endavant amb les iniciatives. Don´t give up

Isabel Romana dijo...

Es una satisfacción ver que llevas una actividad tan intensa y comprometida. Me ha gustado mucho el vídeo, te veo muy puesto en todo ese mundillo editorial. Estaré pendiente de todas esas otras novedades que anuncias. Un abrazo muy fuerte y enhorabuena.

Sexo de perfil dijo...

Saludos desde México.

Gorocca dijo...

Qué vitalidad Sergi!y una entrevista enriquecedora, ya lo creo!
Saludos!

josé antonio ruiz dijo...

Me parece que has estado muy bien, sobrio, y no es fácil hablar delante de una cámara. Una cuestión: En el caso de un autor que ya haya publicado en Gens, ¿tiene que volver a pasar por el mismo proceso anónimo para la publicación de otras obras? La política que tenéis en Gens me parece muy justa, pero creo que también es importante la tranquilidad para un autor, poder dedicarse a escribir, sin tener que pensar que su obra tendrá que pasar de nuevo el mismo tipo de criba… ¿me explico? Estoy un poco obtuso esta mañana. Un abrazo, Sergi.

Sergi Bellver dijo...

Vale, Luna, trato hecho: yo cuidaré de Almería y que la buena gente de Almería (algún amigo allí a quien visitar) cuide de mí.

*

Moltes gràcies, Jordi, amic. Encara no hem fet rés, però. Encara haig de enredar molt més.

Ei, sería collonut trobar i participar a quelcom semblant al LILEC a Palma, veritat?

Barbabraçada forta.

*

Muchísimas gracias, Isabel. Después de varios años (porque llevamos ya "un poquito", ¿verdad?) en esto de las bitácoras, parece que poco a poco las cosas van a ir dando sus frutos.

Un abrazo fuerte.

Sergi Bellver dijo...

Saludos y bienvenida, Sexo de Perfil.

*

No sé si es vitalidad o no, Gorocca, pero te aseguro que hago la mitad de lo que quisiera... a veces porque no me dejan (las circunstancias, otros, etc.), a veces porque no es el momento. Pero esto no ha hecho más que empezar...

Besos.

Sergi Bellver dijo...

Querido José Antonio, gracias por verme con buenos ojos, nunca mejor dicho. De todos modos, a mí lo que me va para expresarme es la palabra, no la imagen. Alguna vez he estado en un estudio de radio y me he sentido muy cómodo. Con la cámara delante me pongo más tenso que el preso al que se le cae la pastilla de jabón en la ducha comunitaria...

Ya en serio, al tema: en la primera parte de la entrevista respondo en nombre de Gens, que es la editorial para la que trabajo (hago siempre este importante matiz, porque algunos ya me han preguntado si es "mi editorial", cuando no es el caso), y que tiene un discurso que toca defender. Otra cosa es que uno, a título personal o, más concretamente, si tuviera su propia editorial (que todo llegará) tenga criterios diferentes para algunas cosas puntuales. Pero en lo fundamental ese discurso de Gens es más que defendible: el texto por encima de todo.

Para ilustrar esto, te pongo un ejemplo: un autor al que Gens ya publicó en una antología envió un manuscrito para un posible libro de relatos, manuscrito (bueno, original, impreso, claro) que fue leído y valorado sin que el equipo de lectores conociera la autoría (sólo yo sabía de quién era, que para eso registro los originales al llegar, y callé como siempre). El caso es que rechazamos su publicación. La relación de los editores y de muchos autores de la editorial con ese autor es, más que buena, afectuosa, por lo que nos supo fatal la negativa, pero el texto no llegaba a lo exigible. Y lo que es mejor, el propio autor reconoció que aún le quedaba mucho trabajo a sus relatos y que sería mejor seguir puliendo su original de cara al futuro.

Con todo lo bueno o malo que ese sistema de trabajo pueda tener, es la seña reconocible de Gens.

¿Es "bueno" que en una editorial publiquen siempre los manuscritos de un autor? Me consta que en algunas otras editoriales se han arrepentido de ello, por la baja calidad de sucesivas propuestas. El riesgo y la presión no siempe son negativos, sino alicientes, estimulantes, para según que escritores. Piensa en Miller o Hemingway o Márquez muertos de hambre en París...

En fin, el día que me "emancipe", me líe la manta a la cabeza y cree mi propia editorial, aplicaré de cabo a rabo mi criterio y mi modo de trabajo, pero a priori pienso que la frontera entre tranquilidad y acomodación es muy tenue para el escritor. Y no hablo sólo de noveles: algún que otro consagrado con un sustancioso contrato de anticipos con las editoriales más fuertes entrega una castaña pilonga a su editor y se queda tan ancho. Esto es un poco como lo de las subvenciones al arte: depende, bien empleadas y con criterio apoyan la carrera de un buen creador, pero también corren el peligro de convertirse en seguros de vida para mediocres.

En fin, es tarde, es viernes, y la verdad es que yo también ando bastante espeso, pero espero que te haya servido de algo.

Abrazos con Sibelius de B.S.O.

marina dijo...

Que actiu que et veig Sergi...! Me n'alegro..! (bé, sempre vas a tope, però no sé, com si aquest cop veig que els somnis que un dia fóren, van prenent forma oi? :-)
A mi em falta temps per llegir-te més sovint, però bé, de tant en tant em deixo caure....i com sempre, aprenc i descobreixo autors que m'havien passar per alt..

Una abraçada inmensa...!