Bitácora de Sergi Bellver: Resolutions & Good News for 2009.

24/12/08

Resolutions & Good News for 2009.

RESOLUTIONS


También hay que abrirse de orejas, fijarse en cómo trabajan fuera, dejar la endogamia, escuchar de una vez al otro y sellar el ombligo, acabar tomando cañas en Mataró con Jordi y Pablo (déjate, titán, Spielberg rules, pero no es Kubrick), porfiar en lo que te hace más sabio, soltar lastre, perderle el respeto a quien nunca te lo tuvo, ganarte el de quien aún está a tiempo, volverte a enamorar de una novia de juventud que en su día llegó a parecerte un loro, volverte a colgar de Barcelona, digo, ahora que es más puta, más señora y más aburrida que nunca, sólo porque te vuelve a temblar aquello, y punto. Mis resolutions para 2009 incluyen varias cosas, alguna secretas, otras inemplazables: publicar libro de relatos, acabar el libro de viajes, seguir con la novela, seguir dando clases, seguir editando (aquí o allá, donde se tercie: me apasiona, y tal vez mi idea de mudarme a Barcelona a un año vista sea el empujón necesario). Adoro Madrid, es más simpática, más decente, menos puta, pero ya no me tiembla aquello. Creo. Sólo sé que echaré de menos a algunos amigos hasta que me duelan las costillas. Pero no corramos, que para eso aún falta mucho.

Me sigue faltando también la pasta (lo siento, quiero hacer un trabajo diferenciador, una verdadera brick on the wall y además pagarle a los autores y colaboradores, o al menos que se lleven su diez por ciento de derechos), pero entre las resolutions de 2009 que van más allá de mi ombligo, sigue la revista literaria, tanto en papel como virtual. Fijarse en cómo trabajan fuera, he dicho. Ya está bien de ser cutres con el diseño y cicateros con el talento de los demás. El lector se merece otra cosa. El creador, sobre todo, se merece otra cosa.



La revista del tinglado de McSweeney's, un tipo con talento que empezó paso a paso y ya hace tiempo que va como un tiro.



La revista The Believer, también imputable con alevosía y nocturnidad a Dave Eggers.



Sólo encontrarás la revista Carlos si viajas en primera clase en la línea Virgin, pero su minimalismo es un icono del diseño.



Un trabajo excelente de raíz universitaria, The Cincinnati Review, sobre todo a la hora de conciliar la lógica exclusividad de una edición en papel a la venta con los contenidos virtuales de muestra.


GOOD NEWS


Si pulsas en la imagen podrás verla en tamaño grande y descubrir por ti mismo lo que nos espera a la vuelta de la esquina. La nueva novela de un tipo grande, el nuevo trabajo de un gran tipo: Ricardo I de Asturias, Corazón de Salmón. Espero que me queden uñas de aquí a febrero.

18 comentarios:

Jordi Roldán dijo...

Gran Sergi, molt gran.

I´ll wait. Las portadas de esas revistas son cojonudas.

RMS es, otros sueñan.

Barcelona, ya no la reconozco, pero es Mediterráneo por los cuatro costados. Suaviza las aristas y relativiza los absolutos. El mar es lo que tiene. No sé si podría vivir mucho tiempo en un lugar sin azul a ras de tierra.

Barbabraçada, bon Nadal i aquestes coses. I per damunt de tot, don´t give up.

Alex dijo...

Si tienes tan buen gusto haciendo tu propia revista como seleccionando portadas de otras (bueno, la de Believer me gusta menos), y si eliges los contenidos como me imagino que harás, aquí ya tienes a un suscriptor asegurado.

Si tuviera pasta también tendrías a un socio capitalista, pero me temo que eso ya no será posible.

Anoto a Menéndez Salmón para mis lecturas del 2009, me gustó mucho su novela Derrumbe. Gracias por el dato y mucha suerte, Sergi.

Marsu dijo...

Buenos propósitos, o deseos. Espero que sea un año genial.

Manuel Abacá dijo...

Personalmente, estoy interesado en esa revista de la que hablas. También del libro de relatos. En resumidas cuentas que no te falte el trabajo y la salud.

Decía Mercedes Cebrián, refiriéndose a Barcelona, que sin parecerle agradable como palabra, por la -ona final (que la hace gorda y desmesurada en castellano), le llevaba a salivar como al Perro de Paulov. A mí me pasa tres cuartos de lo mismo.

Saludos.

Miriam dijo...

En la actualidad creo que las revistas literarias sólo tienen sentido si trabajan con muy buenos textos y son exigentes en general con todos los contenidos. En Internet hay una saturación de revistas, cutres unas, de pandillas de amigos otras, y realmente interesantes la minoría... y al final las que sobreviven en papel son muy pocas. Para alternar uno y otro formato hay que dominar las particularidades de los dos, ofreciendo contenidos gratuitos e interactivos en la red, y una edición cuidadísima en papel. Todo lo demás es quedarse a medio camino, creo, o malgastar papel, o saturar aún más Internet.

Cuando tengas más avanzado el proyecto, cuéntanoslo, que yo también tengo interés en ver cómo lo planteas.

De Salmón no he leído nada aún pero me han hablado siempre muy bien.

Un saludo y suerte en 2009.

Sergi Bellver dijo...

Gràcies per la visita, Jordi.

He estado demasiado tiempo viviendo lejos de ese azul, y creo que eso ha minado en parte mi capacidad de disfrutar de ciertas cosas. Después de trece años en Madrid, toca mudanza, la vuelta del hijo pródigo (a sobre, hi seré a unes hores de Fast Ferry no més, nen, per si de cas...). Ahora sólo espero cuadrar el tema laboral (chungo) para poder mudarme, lo que puede llevarme meses...

Barba, barba.

*

Bienvenido y gracias por tu opinión, tan amable, Alex. A mí esa estética casi pulp de The Believer tampoco me convence, pero si exploras en el enlace verás que los contenidos están muy bien. Lo de las suscripciones es una de las patas del banco para emprender o no la aventura...

Suerte a ti también para 2009.

*

También lo espero, Marsu, pero sobre todo, voy a trabajar para que lo sea. Ojalá sea también un gran año para ti y tu gente.

Sergi Bellver dijo...

Bienvenido y gracias por tu interés, Manuel. Viniendo de quien parece conocer el medio, tiene un valor añadido. Anoche estuve viendo tu página y agregué tu "cordillera naranja" a mis enlaces.

Parafraseando a la mencionada Cebrián, ya que estamos, Barcelona pone al alcance de todos un malestar irresistible, casi adictivo.

Un abrazo.

*

El otro día un amigo de la bitácora me decía algo parecido en privado, Miriam. La excelencia siempre va a ser minoritaria, y sólo se descubre al hacer criba de todo lo demás. También están saturados los quioscos, las librerías, los catálogos, las mesas de originales de las editoriales, los buzones de los críticos... por lo que lo único que cabe hacer es trabajar lo mejor que se sepa y pueda (siendo exigente con uno mismo, y lo demás ya llegará). Hay quien defiende una especie de supremacía sacramental del papel sobre lo virtual, y quien aboga por una sustitución absoluta del papel por parte de la red. Ni lo uno ni lo otro, pienso. Se puede llevar a cabo una buena labor en una página web, hacerla dinámica y al alcance de todo el que esté interesado de veras en la creación literaria (y demás temas), y conciliar eso con un continente de calidad que merezca la pena conservar, tanto a bibliófilos como al más inquieto de los mortales.

En fin, llevo pensando y planeando este proyecto más de un año. En cuanto aparezca la financiación adecuada (para hacerlo en plan chapuza ya me llegaba, pero nunca fue mi idea) arrancará con fuerza. Y si no llega, prefiero dejarlo correr. No quiero hacer algo mediocre o anodino a sabiendas desde el principio, sólo por un tema económico. Los creadores tienen derecho a percibir algo por su trabajo, si la revista se comercializa. El tiempo y el esfuerzo de la gente tiene un valor (no sé si un "precio", pero sí un valor).

Suerte a ti también en este nuevo año.

Manuel Abacá dijo...

Hola Sergi: Gracias por tu visita y tu enlace. Conozco algunos blogs, pero no cómo hacerlos. En eso soy principiante.

gorocca dijo...

Sólo pasé a desearte un buen 2009 y como no a decirte que he leído con sorpresa y alegría que quizás algún día nos tropecemos paseando por alguna librería de Barcelona, nunca entendí de patrias y sin embargo a veces siento, nostalgia?

Fuerte abrazo!

Anónimo dijo...

Una pregunta (y es en serio): cuando hablas de la financiación de la revista o cuando has comentado otras veces lo de montar una editorial, ¿en qué cantidades piensas?

Enrique Páez dijo...

Gracias por todo tu apoyo en las últimas semanas terribles.
Un beso desde Canarias, y feliz año 2009.

Alvy Singer dijo...

SPIELBERG RULES!!!!!!!!!!!!!!! Un placer, Don Bellver. Es usted un grande.

claudia dijo...

Carlos me encanta. Parece Bob Dylan o el cantante de The Waterboys. Barcelona es puta de lujo. Madrid, tan castiza, es más de montera, aunque ahí radica su encanto.

Me alegran tus planes y proyecciones. A ver en qué quedan.

Saludos,

carlos maiques dijo...

Hola Sergi:

Te acabo de enviar un correo electrónico, que no quiere ser aniquilado por los francotiradores antispam (nunca se sabe)

Espero que las resolutions lleguen a donde necesiten.

Un saludo i fins una altra.

Ayshane dijo...

No sabía yo que habías decidido marcharte/regresar a tu tierra natal... pero no me extraña, mira que yo vivo en Madrid y cada vez que viajo a Barcelona regreso más que encantada diciendome "Anita ¿por qué no viniste antes de liarte tanto la manta en la cabeza aquí en Madrir?"

En fin... que seguro que tus proyectos te acompañan allí dónde te vayas....

Besitos grandotes...
Anita...

Sergi Bellver dijo...

De nada, Manuel, pero me temo que debo agradecerte yo a ti unas cuantas cosas, ahora que estamos viajando en el mismo barco. En cuanto a lo de los blogs/bitácoras (yo erre que erre), igual en el futuro te puedo echar una mano desde varios flancos. Ya te contaré.

*

Espero que eso suceda, Gorocca, no sé cuándo, pero lo espero, porque Barcelona antaño era una raíz aérea, casi etérea, y ahora se está convirtiendo de nuevo en destino.

*

Estimado Anónimo, ese "y es en serio" me dispara la imaginación... no sea usted malo. No creo que sea este el lugar de hablar de cantidades, pero está claro que para montar una revista hay que tener garantizadas de antemano varias cosas: el pago a los autores, la distribución y cuanto menos tener dos o tres números en cartera con cierta expectativa de ventas. En la editorial, tres cuartos de lo mismo: pagar a los colaboradores, cuidar a los autores, planificar bien colecciones y catálogo, diseñar toda la imagen de la editorial desde el inicio, garantizar una buena distribución, establecer una empresa como sociedad anónima, con todo el papeleo que eso conlleva... así que incluso montando la editorial en un domicilio, sin oficinas ni local, la cifra no es modesta, me temo...

¿Alguna propuesta de socio capitalista?

Sergi Bellver dijo...

No hay de qué, Enrique, ya sabes (¿porque lo sabes, no?), que aunque no nos haya unido el trabajo antaño y seamos amigos recién estrenados, por decirlo así, el afecto es sincero. Un beso para ti y para Bea. Que 2009 nos traiga, entre otras cosas, reencuentros.

*

Viniendo de un "titán", me halaga usted, don Alvy. Pero le pincho y le chincho e insisto con Kubrick.

*

No parece, es Bob Dylan, Claudia, y la portada pertenece a un especial sobre el cantante. Lo de Madrid como putón de montera tiene doble lectura: "lumi" torera con capote y estoque, cañí, y la otra, literal, de la calle Montera. No sé cuál me pone más los pelos de punta.

A ver, a ver qué sale de todo esto. No faltan ganas, ni ideas, ni trabajo. Sólo falta lo que no depende de mí.

*

Ya a estas alturas está el correo contestado y todo eso, Carlos, pero tú igual avisa por estos lares, que no sería la primera vez que Yahoo me sabotea como Spam el correo de un amigo.

Abrazos. Hablamos. De las resolutions de ambos.

*

De momento es un proyecto y un deseo, Ayshane, claro que las sirenas madrileñas todavía pueden cantar la tonada adecuada (ofreciéndome buenos trabajos), con lo que irme a Barcelona sería un desgajarse extraño. En fin, acabaré siendo un apátrida bipolar, me lo veo venir, a caballo (de hierro, AVE) entre una y otra.

Manuel Abacá dijo...

Cuando quieras, Sergi. Esperando, fumo.