Bitácora de Sergi Bellver: Crítico Bacteria.

21/12/08

Crítico Bacteria.

Imagen 1De la serie Dragon Ball Z:

Bacteria es un luchador de enorme tamaño, piel oscura, barba y pelo largo, cuya principal característica es que jamás se ha bañado desde su nacimiento. De ese modo consigue vencer en sus combates con técnicas fétidas como los esputos y otras variantes hediondas, entre ellas la aerofagia.

En los cuartos de final del XXI Tenkaichi Budokai se enfrenta a Krilin, a quien pone en serias dificultades, ya que el pequeño alumno de Mutenroshi es incapaz de acercarse a él y golpearle debido al olor que desprende. Sin embargo, Krilin consigue reaccionar cuando Son Gokuh le recuerda que no tiene nariz, y por tanto no puede sentir el olor de Bacteria. Al comprender que todo era auto-sugestión Krilin retoma el combate y, tras evitar un esputo de Bacteria, consigue golpearle. Finalmente, una vez derribado el gigante, Krilin le vence con una de sus propias armas: la aerofagia [*]


Del mundillo editorial:

Bacteria es un crítico y escritor frustrado (o cuanto menos, un pésimo escritor, aunque algún compinche le acabe publicando) de enorme tamaño, con la piel y las vellosidades propias de un facocero, cuya principal característica es que no se ha leído necesariamente un libro cuando realiza una reseña: suele bastarle con la solapa y dos o tres párrafos al azar, lo que no le impide destrozarlo o alabarlo sin la menor decencia. Le importan más el apellido del autor, el compadreo con el editor de turno, la cota de respeto que sus acólitos estén dispuestos a atribuirle o la posibilidad de hincar los codos en alguna revista literaria o suplemento gutural tras la felación de rigor. A pesar de una redacción fétida y de su confusión de la mucha lectura con la buena lectura, logra vencer a menudo en sus combates por hastío y halitosis integral, con técnicas como los libelos a destiempo, los ataques personales, los soliloquios incomprensibles, la altanería y el ninguneo con los noveles o el oportuno y mutuo enjabonamiento con los popes del mundillo.

En los saraos culturetas que se tercien pone en serias dificultades a quien no le baile el agua (pútrida), y encumbra a palmaditas a todo juntaletras que trague con su sucedáneo de autoridad intelectual. En una suerte de trastorno bipolar, es capaz de una extrema bordería o de una simpatía bufonesca, en función del interlocutor o, más exactamente, de lo que pueda sacar de ese interlocutor. Esto es siempre así, ya que los pequeños lectores, los pequeños alumnos de talleres y sobre todo los autores pequeños son incapaces de acercarse a él e interesarle, debido a la soberbia que desprende. Sin embargo, algunos otros autores y lectores consiguen reaccionar cuando el sentido común les recuerda que esta horda de críticos bipolares y mezquinos no tienen absolutamente nada que decir, que la suya es la estrategia del pájaro cuco, y que viven de las rentas que les ofrece la ignorancia de unos pocos editores, redactores, gestores culturales, directores de publicaciones y escritorzuelos hambrientos. Aquellos otros autores y lectores sin prejuicios, por tanto, no pueden sentir el hedor de cualquiera de estos críticos Bacteria (campan por todas partes; y aunque también los hay honestos, íntegros y aseados, desengáñense, son los menos), al comprender que sólo la auto-sugestión acobarda a veces a los legos. Así, liberados, unos y otros retoman la lectura, continúan con su trabajo (el texto, el texto...) y, tras evitar una columna, una reseña o un esputo más de cualquier crítico Bacteria, consiguen desarrollar su propio criterio. Finalmente (algún día) y una vez desenmascarados estos facoceros de lo literario, autores y lectores prescinden de ellos con dos armas invencibles y que sólo sobrevienen con la constancia: la independencia y el conocimiento.

Imagen 1


* Texto desde La leyenda de las bolas mágicas
Imágenes 1 y 2: © Dragon Ball Z.
Imagen 3: montaje gráfico a partir de una imagen original de © Dragon Ball Z.

12 comentarios:

Juan Carlos Márquez dijo...

Bacteria es clavadito a uno que conozco yo que no nos cae muy bien y que ni llega a crítico, pero bastante más bajito.

Sergi Bellver dijo...

Bueno, como dicen las películas "cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia", pero en lo conceptual, aparte de un poco de sana mala leche, que no niego, la figura del crítico Bacteria a la que me refiero es polimorfa. Yo al menos tengo identificados a cuatro o cinco, y cada vez que paso página me tapo la nariz.

pd: Del Gordo (el bueno), el segundo, creo, ha caído en Bilbao. A ver si rascas algo.

Fernando Valls dijo...

Bueno, Sergi, has cargado tanto las tintas que todos encontraremos algún resquicio para salvarnos. Ni siquiera consigo identificar, torpe de mí, al bajito de Bilbao...

Sergi Bellver dijo...

Desde hace un par de años, ya me he ganado unos cuantos enemigos sin hacer nada más que decir lo que pensaba, Fernando (el bajito no es de Bilbao, por cierto), y haciéndolo casi siempre con nombre y apellidos. Sí que he cargado tintas, sí, y puede que me haya salido algún borrón y todo, pero de vez en cuando hay que soltar presión y aligerar el cabreo. El caso es que ayer preferí lo críptico y general, porque no voy a ser yo el que esté siempre partiéndose la cara por nada y firmando a calzón quitado, como un memo. Quien quiera sentirse aludido, allá él. A mí me interesa alimentar el espíritu escéptico e independiente de lectores y autores.

A los críticos que me interesan y convencen no voy a nombrar tampoco, que luego me acusarán de peloteo, ¿no crees? Fernando Valls, Sanz Villanueva, etcétera... no, no lo haré, que no puedo meterme con los críticos Bacteria y luego copiarles la estrategia del cuco.

Es que en este mundillo callamos tanto... En fin, un abrazo y felices fiestas, allá en Berlín, Fernando.

Bis Bald.

Miriam dijo...

Qué cierto eso de "confusión de la mucha lectura con la buena lectura,", porque a veces parece que cuanto más leen algunos, menos se enteran de lo que de veras importa o lo que es o no es una obra de arte literaria.

Por otro lado, lo de callar, hablar, decir o no nombres, envidias, talento, "trepas" y demás... la verdad, no creo que el mundillo literario sea muy distinto al de cualquier otro ámbito laboral. En todas partes hay gente con criterio, con talento y trabajadora, y caraduras que suben pisando cabezas.

En eso no es muy distinto a lo demás, pienso.

Sergi Bellver dijo...

No lo es, Miriam. Dicen que los artistas tienen un ego más grande y eso empeoraría las cosas, pero es que en este mundillo también hay mucha gente que nunca han sido, ni son, ni serán artistas, ni nada que se le parezca.

En las últimas semanas he podido comprobar hasta qué punto llegan los prejuicios y el amiguismo de algunos, incluso entre los que se tienen por "artistas". Me guardo los nombres, pero anoto su comportamiento, para recordar a quién le debo o no respeto, cuando me digan algo de ese "gran escritor" o de "aquella enorme poeta".

No, no es muy distinto. Al fin y al cabo, somos todos una peligrosa jauría de imperfectos, contradictorios y voraces... seres humanos.

Bienvenida y gracias por tu intervención.

Anónimo dijo...

No hace falta que publiques este comentario, pero he visto esta poesía en un blog y no se porque me sonaba haberla visto antes, ¿puede ser tuya?

http://objetosutil.blogspot.com/2008/12/puente-imaginario.html

Anónimo dijo...

Perdona, pero yo también he visto esa poesía y me preguntaba si eras tú el autor, me parece que sí; por tu estilo, me pega, ¿tienes más editadas? ¿podrías contestarnos?

Sergi Bellver dijo...

Estimados anónimos, sí, "eso" lo escribí yo hace mucho tiempo (y digo "eso" porque como poema o texto a secas es infumable), pero me guste o no es mío y sólo mío... como ya le hice saber a la persona responsable del plagio en su bitácora. Eso sí, me gustaría saber a quién me dirijo con esta respuesta, ya que servidor firma en todas partes con nombre y apellidos. Gracias.

Sergi Bellver dijo...

Veo que la persona que publica la bitácora http://objetosutil.blogspot.com es reincidente en el tema del plagio. Aparte de "metafórica", sería necesario decirle que además está siendo, si no delincuente, desde luego patética.

Anónimo dijo...

¿pero tienes más de estas editadas o que se puedan leer en la web? disculpa que no me haya presentado, soy Marita, peruana que vive en Madrid y me encanta la poesía que habla de sentimientos, si pudieras intercalar alguno de tus poemas en los post te lo agradeceriamos muchos.

Marita dijo...

El poema ya ha desaparecido del blog, solo quiero saber dónde puedo leerte si no te molesta, me gusta mucho la poesía y no sé si es buena o mala pero la tuya me llega. Gracias. Marita.