Bitácora de Sergi Bellver: Chistes de pohetas.

6/11/08

Chistes de pohetas.

Va un autor novel de narrativa y le dice a su sombra que ha elegido un heterónimo para desarrollar su obra poética al margen de los modos que imperan en el mercado del libro: en poesía, con más motivo si cabe que en otros lenguajes artísticos, considera preciso cambiar el sentido del vector dominante y defender la verdad de un texto por encima de la impostura que implica el cuidado de una firma.

Y se queda tan ancho.

*

Va un juntaletras de tres al cuarto, se levanta una mañana y, con el estómago aún vacío —esto no le exime del delito—, escribe una cosa como esta, que se supone es el borrador de un pohema, cuando en realidad es cualquier otra cosa, qué sé yo, un serrucho, una tostadora, pelo de caniche trasquilado, zarandajas, vamos:



I



Hierros, menhires, puñales,
decidme
con vuestro acento de hielo
en qué lugar quedó lo fértil
dónde la raíz ciega
nuestra legítima sed
ahora que la yema es muda.

Decidme de una vez
en qué terrón se deshizo el gesto
dónde perdimos
las aristas y el filo
y dejamos de sembrar.

Decidme
dónde nos derrotaron
el óxido y la grieta.


*


Va un tipo curco e insufrible y escribe esto en el colofón de un supuesto libro de poemas, como agradecimiento, como si se pudieran dibujar cenefas en la arena del parque con el chorrito marrón de una colitis:

Quiero darle las gracias a una partida de dados entre los cabos de Creus y Gata: mis antepasados layetanos, griegos, fenicios, romanos, godos, árabes, bereberes y judíos, mi abuela tremenda de Caravaca de la Cruz, mis desconocidos abuelos de Alicante y del altozano de Albaida, mi padre levantisco y levantino, mi madre catártica y catalana, todos esos muertos tan míos, me dieron un inventario de nombres condenados a perderse, pero me legaron sobre todo una sangre sucia, estrenua y vivaz. La inquietud de esta sangre me empujó a tantas patrias, que ejerzo ahora mi derecho a la renuncia y me declaro huérfano universal de todas ellas, porque ninguna me colma y a ninguna ofendo, porque en todas soy extranjero y en cualquiera a la vez un huésped, o viceversa, tanto da. Doy gracias porque en cada orilla puedo llegar a ser náufrago o nativo, y eso alivia al nómada que ya soy, eso impide la inercia y perpetúa esta sed que siempre traigo a cuento y tanto agradezco, la que me insta a escribir todavía, por la que puedo decirme aún y decir búsqueda, deriva o viaje, a la espera del motín de otros huérfanos, a contracorriente, sobre un madero —otro vivir— al que podamos llamar vida.
*

Hacedme caso, hay que apalear a esta gentuza, il faut, vraiment. Si queréis saber de poetas de verdad, sin hache de hilaridad, sin heder, sin hartar, poetas que trabajan duro y perfilan suave, que sobre todo afilan cada verso, consultad la Agenda de esta bitácora. En Madrid tenemos dos jueves afortunados para la poesía, hoy con Luis Luna y la semana que viene con Berna Wang. Leed, leed, benditos.

15 comentarios:

Manuel dijo...

entendiendo lo que dices creo también que juzgar a vuela pluma puede ser una forma demasiado ligera de tomar partido. La poesía como todas las artes no puede tener reglas y en ella debe de entrar desde lo peor hasta lo mejor, el tiempo se encargará de poner a cada uno en su sitio... aunque a veces el uno ya se haya ido.
De todas formas no me tengas en cuenta más de lo debido ya que yo tampoco debo de estar exento de tus críticas si las crees necesarias.

Anónimo dijo...

esto como chiste no tiene precio, y perdona que me ría

Besos

Anónimo dijo...

de todas frmas, siempre es mejor el sarcasmo que el orgullo...si no supieramos que algunos nombres no tienen h, porque les sobran letras que transmitan lo que quieren decir, casi empezaríamos a pensar que es modestia.

+ besos

gorocca dijo...

Por fin das cabida a la poesía y me alegro,apuesto a que al tercero lo conoces muy bien, pues hala,a mirar los enlaces y gracias.
Fuerte abrazo!

gorocca dijo...

Ah, preciosa historia de amor la del vídeo y hermosa canción,la verdad es que no me extraña nada que pasaras por la poesía antes de decantarte puesto que si una lee tus textos literarios enseguida se da cuenta que son pura poesía de principio a fin.Lástima que no persistieras en el intento, se perdió un extraordinario poeta para el género literario y humano, por desgracia.
Fuerte abrazo!

Sergi Bellver dijo...

Manuel, gracias por tu intervención. Puedo juzgar a vuelapluma a este conato de poeta, créeme, puedo: no será nunca poeta, sólo poheta.


Anónimo, a veces el sarcasmo, si tiene algo más que cinismo, es sanísimo; la modestia es siempre una estratagema insana, pero la humildad, con HACHE, es fundamental.

Gorocca, gracias por el cumplido, pero eso sí que es un chiste... Con parir narrativa decente (que muerda, pero decente en la ejecución) me conformaría.

***

Lean a los otros dos, poetas poetas, háganme caso.

carlos maiques dijo...

Buenas noches, Sergi, habrá que tener cuidado hasta con la "hépica" de lo cotidiano. No te canses mucho. Ah, en algún momento adelantaste, que, a lo mejor, algo tuyo -en papel, se entiende- caería para ...2009? Mientras, Leamos no sólo a los otros dos poetas, te hago caso. Un saludo.

gorocca dijo...

Mi querido Carlos Maiques qué bueno que viniste!un placer volver a verte materializado, cómo van los fríos del incipiente invierno?
Un cariñoso abrazo de retorno ;)
Gcc.

Mita dijo...

Te ha quedado estupendo el "serrucho",digo, "la tostadora" que has escrito.
Besos

Sergi Bellver dijo...

Carlos, en efecto, si nada se tuerce, más o menos en primavera publicaré un cuento en una antología, en la que figurarán algunos autores "de postín". Para el libro de relatos habrá que esperar, en el mejor de los casos, a finales de 2009.

Un abrazo.

*

Si lo considero como serrucho o tostadora, Mita, entonces podría llegar a aceptar el cumplido. Pero a "eso" le falta todavía demasiado para ser poesía.

Gracias por tu visita.

Bis Bald.

Juan Carlos Márquez dijo...

Sergi, mucho ojo con usar el "de postín" en Internet, porque a lo mejor alguien cree que eso de "de postín" es un diminutivo de post. Los lunes mi humor de todo a un euro no tiene precio.
Me sale un "maticake", un pastel de Matías, en la verificación de palabra, je, je.

Manuel dijo...

gracias por leer mi comentario, ahora que entré una vez seguiré por aqui leyendo tu blog. Un saludo

Anónimo dijo...

una sangre sucia, estrenua y vivaz...

XDD

illo, eso es soberano... lo malo es que me suena tanto a alguno...

Anónimo dijo...

A veces resultamos un poco petulantes en nuestras aseveraciones, sin caer en la cuenta de que no somos nadie, de que no somos nada. Esta entrada es un claro ejemplo de lo que digo.

Sergi Bellver dijo...

Juan Carlos, vas a acabar mal, si sigues esa costumbre mía tan pangeica de fijarme, oh, en la creatividad de los algoritmos "blogueros" (de esto hay gente que te saca siete novelas). Bueno, de "post-in" (o "post-it") no sé, pero en esa antología hay algún que otro nombre anagramoso y lenguatraposo, que algo es algo.

*

Manuel, si te quedan ganas de repetir, es que eres un valiente. Graicas de veras.

*

Pues ahora mismo no caigo a quién suena, Anónimo #2, ¿lo ves? Ni siquiera soy lector asiduo de poesía...

*

Estimado Anónimo #3, su comentario es un claro ejemplo de que no ha captado la ironía ni los guiños: con los tres "chistes" no hago otra cosa que reírme de mí mismo, y de una mañana en la que me levanté queriendo ser poheta. Por suerte para el género —poético y humano—, desistí. Todos los textos son producto de aquel arrebato, que rescaté para ponerme en evidencia, y señalar luego a dos poetas que sí lo son, sin hache de (manda) huevos. De manera que no se lo tome en serio, sino a chiste, como yo.

En lo que le doy la razón es en lo de que no somos nada ni nadie, con o sin firma: no somos nada.

Me uno a su cruzada contra la petulancia y las tulipas de dulce de leche, que también me cargan: el humor, señores, el humor... el arma de construcción masiva.