Bitácora de Sergi Bellver: Mi Día del Libro.

23/4/07

Mi Día del Libro.

"Las modas son legítimas en las cosas menores, como el vestido.
En el pensamiento y en el arte son abominables."

Ernesto Sábato


Dicen que la casualidad es el señuelo con el que la vida nos escatima alguna insondable verdad. Como si el azar fuese un extraño idioma con el que el destino nos susurra secretos que no somos capaces de traducir. Lo cierto es que no tengo ni idea, prefiero explorar el territorio virgen de la incertidumbre que instalarme en cualquier certeza con fecha de caducidad. De modo que, a pesar de que ésta es sólo una más de la increíble cadena de coincidencias que se han sucedido en mi vida en los últimos días, no tengo más remedio que tomarme el día de hoy como un augurio inmejorable.
Con su inevitable traza de mercadillo vulgar, de templo casi profanado, levantado a base de pilastras de libros de toda clase, recetarios de cocina de algún famoso, manuales de papiroflexia, panegíricos y biografías de prebostes y fulanas, novelones rancios, saldos, flecos, y cabareteras con mostacho firmando mamotretos, con todo eso, y a pesar de todo eso, hoy es un hermoso día. Hoy recuerdo –e imagino- esa Barcelona vestida de fiesta, en el día en que, como todos los años, parece haberse instalado un efímero gobierno de la poesía sobre las gentes y las cosas, y todo el mundo pasea con una rosa y un libro, como si salieran a la calle tiritando de primavera, con un cuchillo verde en la boca, llevados de la mano por un candor casi adolescente. Hoy respiro –y me inspira- el hálito fresco del jardín botánico, resbalando cuesta abajo, en el regreso de los libreros a la madrileña calle Moyano.

Hoy no hay sitio para otra cosa: es un día hermoso.

Tal vez, el día más importante de mi vida hasta hoy, si soy capaz de salir un poco de mí mismo y abarcar esa vida desde una distancia mayor, con un prisma casi trascendente. No viene a cuento ahora desgranar los detalles, las circunstancias, y mucho menos los nombres propios, que tiempo habrá para todo ello, y tiempo quiero dejaros para que disfrutéis de la ciudad, de vuestra ciudad, donde quiera que estéis. Así que lo diré sin rodeos: hoy, lunes, 23 de abril de 2007, he comenzado a trabajar en una editorial. Se trata de una editorial independiente, y por una vez, esta palabra cobra sentido, porque no hay ningún tutor al que rendir cuentas, ni crece a la sombra de ningún emporio, sino que apuesta decididamente por la literatura, cargada de fe, honestidad y deseo. Y eso lo hace todo aún más bello, porque una cosa es entrar en la plantilla de cualquier gran empresa, en la que sólo existen los balances de pagos y el libro es un producto, y otra muy distinta implicarse en un proyecto que, aparte de buscar su legítima viabilidad, contagia la pasión por la verdadera literatura, lejos de las modas y el oportunismo. Y lo que es aún mejor, que requiere un esfuerzo y una dedicación total, ya que en este lugar voy a tener que aprender absolutamente todos los pasos que llevan una obra desde la recepción de un manuscrito a las manos del lector, convertido en libro. Y como quiera que amo ese objeto, desde todos los puntos de vista, me emociona la posibilidad de participar en cada detalle de su creación.
Imagino que sólo habrá un día tan importante como este en un futuro, por el que no tengo ninguna prisa, porque prefiero llegar más sabio y más fuerte, sin la torpeza del principiante, pero con la ilusión intacta: el de la publicación de mi primera obra.

Sólo me queda desearos un feliz, y sobre todo, feraz Día del Libro a todos, que os cunda la cosecha, y agradeceros el apoyo, el afecto y los capones a todos los que de alguna manera seguís el vuelo del albatros. Y a los que habéis enviado esas toneladas de buenas vibraciones para que todo esto llegara a buen puerto.

A los que residís en Madrid os emplazo, para terminar, a tres citas para esta tarde, tres sugerencias más en esa inabarcable Noche de los libros que hoy tendrá lugar en la ciudad. Aprovechando que están bastante cerca unas de otras, voy a intentar estar en dos o tres "saraos", para encajar algunos abrazos y presentarme a ciertas personas. Os dejo los datos:

• Varios autores de Parábola de los talentos (Gens ediciones) participarán en la jornada de puertas abiertas de la Escuela de Escritores, a las 19h. Ver más información aquí.

• Mesa redonda sobre la tensión entre literatura y mercado, en la que intervendrá otro autor de Parábola de los talentos. Tendrá lugar a las 20h. en el Aula Magna del Instituto Europeo de Design (IED), situado en el Palacio de Altamira, en el número ocho de la calle Flor Alta.

• Jornada de puertas abiertas, talleres demostrativos, y multitud de actividades en Fuentetaja.

25 comentarios:

Juan Carlos Márquez dijo...

Una EDITORIAL INDEPENDIENTE, Sergi, eso suena a música celestial, a Miles Davis, Charlie Parker, John Coltrane y Stan Getz improvisando juntos. Enhorabuena. Me alegro mucho. Si todo sigue su curso natural, nos conocemos esta tarde.

raquel dijo...

Sergi,no sabes lo que me he alegrado al leer tu entrada de hoy. ¡Enhorabuena! que yo sé muy bien lo que es estar sin trabajo. Además, has encontrado uno que te apasiona, así que con todo mi cariño, te deseo lo mejor en esta nueva etapa.
Un beso,
Raquel

Anónimo dijo...

Enhorabuena.
Un beso

lamismaanónima dijo...

Una rosa para ti y tu libro para todos.

Marsu dijo...

Me alegra mucho saber que todo salió bien. Ya nos dirás qué libros publicáis, para que nos hagamos con ellos y podáis seguir publicando más y más.

Felicidades de nuevo, y toda la suerte del mundo.

David Condés dijo...

Hola Sergi,

Realmente no te conozco, salvo porque entro de vez en cuando en tu blog, pero, no sé cómo, me has contagiado de tu entusiasmo.
Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Muchas Felicidades. Te lo mereces. Aprovéchalo.

9:14 AM

Olvido dijo...

Querido amigo comienza otro tiempo.Me alegro tanto, tanto...
Un besazo

Isabel Romana dijo...

Hola sergi, me parece que la tuya ha sido la mejor noticia que he recibido en bastante tiempo. Me impresiona y me emociona que vayas a trabajar en una editorial, tan pegadito a los libros y a su metamorfosis para convertirse en amigo de un lector. Estoy segura de que aprenderás muchísimo y contribuirás a hacer ese mundo más humano y más literario. Besos y abrazos grandísimos.

José C. dijo...

Vaya, Sergi, esa sí que es una buena noticia. Tú debes estar como unas castañuelas, lógico, pero no sólo para ti es una buena noticia, porque creo que si, como te han dicho, eres capaz de transmitir de alguna manera a la editorial toda esa pasión con la que has hecho este blog, creo que todos saldremos ganando, sobre todo los lectores.

Siempre es grato ver cómo le llega una oportunidad a quien se la merece de verdad. Estoy seguro de que vas a aprender mucho, visto lo visto. Alguna vez me he preguntado cómo sería un libro escrito por ti, pero ahora que pienso... ¿Cómo será un libro editado por ti?

Un abrazo y enhorabuena.

Sergi Bellver dijo...

Juan Carlos, por desgracia no pudo ser ese día... pero también, si todo sigue su curso natural, espero estar mucho tiempo donde ya sabes, con lo que tendremos que vernos sí o sí. Permite que diga que, en lo que esté en mi mano, voy a seguir haciendo todo lo posible (y parte de lo imposible) para que sigan sonando Vinicius y Toquinho en Itapoá... para que siga siendo una editorial no sólo independiente, sino atrevida.

Un abrazo.

Raquel, el trabajo no sólo me apasiona, sino que estoy encontrando infinidad de incentivos (no crematísticos, eso sí, por el momento) en lo que me parecía a priori la parte más farragosa del trabajo editorial. Con la motivación adecuada, no hay camino del que no pueda sacarse algo que enriquezca el alma y la materia gris. Ojalá esta "etapa" sea muy, muy, muy larga y fructífera.

Beso talla XXL


• Gracias, anónimo, la misma anónima o quien quiera que seas, por la enhorabuena y el detalle (espero que no te importe que lo saue de la privacidad de mi buzón), que desde hoy luce en la entrada, como ves, tras un pequeño cambio (como si lo hubieses dibujado sobre el viejo papel del albatros).

Sergi Bellver dijo...

• Querida Marsu, si te parece bien, de momento no diré en qué editorial he entrado; quizá lo haga en cuanto le consulte algunas cosas a mis jefes. Y cuando tenga un rato te escribo en privado y te comento, por supuesto. No sólo "me interesa" que conozcas los libros, es que además creo que hay muchos que te van a gustar, de veras, sin estrategias (ni qué narices, que de momento no saco comisión). No en serio, la editorial lo merece.

Un estrujabrazo.


• Bienvenido, David Condés. Por lo que he podido ver en tu bitácora, con la odiosa prisa, lo siento, pero ahora no doy abasto, sospecho qué ligaduras y llaves te han traído hasta mi puerta. Me halaga que la encuentres grata, viendo el buen gusto que tienes para la letra. Y contagiar, ah, contagiar, eso deberían hacer todos los textos.

Un saludo.


Olvido, como a los otros amigos del albatros, te agradezco , sobre todo, los latidos, y la noción, la certeza, casi, que me asalta, si pienso en que algo del afecto repartido me viene devuelto con vuestra alegría por mi buena suerte. Lo mismo para los ocasionales y otros anónimos, gracias por las buenas vibraciones, otra vez.

A ver si nos vemos pronto, amiga. La oficina de la editorial es bastante céntrica...

Sergi Bellver dijo...

Isabel Romana y José C., me ha gustado mucho eso que habéis dicho, cada uno a su manera pero tan parecido, porque, a pesar de las limitaciones (por el momento voy a tener que seguir buscando algún otro tipo de trabajo de media jornada, para lo mundano, evidentemente) una de mis aspiraciones más serias y profundas es no quedarme en el provecho que yo pueda sacarle a la experiencia (que será mucho y hondo), sino en todo aquello que yo pueda aportarle, desde las dos caras del libro, a los demás.

Más humano y literario, más apasionado, o encendido, en efecto, aunque con rigor y profesionalidad, pero me sentiría dichoso si pudiera volcar una gota de lluvia en este desierto tan pragmático y academicista que hoy en día parece ser la literatura.

Y además, tratando de hacer del libro mismo un objeto bello, un lenguaje en sí mismo, José C., aunque para eso tendremos que esperar un poco, que acabo de empezar, y aunque mi jefe ya ve que me atraen todas las facetas del diseño de un ejemplar... digo yo que tendré que ganarme el deecho a decidir con el tiempo y el esfuerzo.

Un abrazo muy fuerte a los dos y otra vez gracias por compartir el momento.

Anónimo dijo...

No llega el presupuesto para regalar floreros...no merecía uno tan delicado, pero es tu regalo, sitúalo donde te parezca.
Un beso

Marsu dijo...

Me alegra verte satisfecho. Por supuesto, me parece perfecto lo que decidas, y estoy segura de que la editorial merecerá tu confianza y la nuestra. Espero tus recomendaciones, cuando lo consideres oportuno.

Por cierto, te comento que ya leí "El limón". No puedo hacer una crítica profesional, ni positiva como Miguel Ángel ni negativa como Matías. Puedo tratar de trasnmitir lo que he percibido o sentido. Hay un cuento que me gustó mucho. Dos o tres me agradaron bastante. Un par de ellos me iban gustando pero el final me descolocó completamente. Y en algún otro sucedió lo contrario; únicamente me llegó el final. Uno en concreto, alabado y denostado a partes iguales por los expertos, a mí me horrorizó. Varios me resultaron insulsos.

En resumen, y dado que no soy de letras, te daré mi opinión calculando la media aritmética y emitiendo un diagnóstico clínico: "ni fu ni fa".
:-)

Termino. De nuevo te deseo toda la suerte del mundo, coincidiendo con otros amigos: "ya era hora, te lo mereces". Besos.

MaleNa dijo...

Bendito tu día.


Te beso

A identidade do indiscernível dijo...

Para trabajar con gusto está recompensando siempre.
¡Buen trabajo!

Anónimo dijo...

Sergi, se echan mucho de menos tus huellas.

Un abrazo,
Raquel

ella y su orgía dijo...

Iba a decirte que llego tarde a felicitarte, pero mentiría. Jamás es tarde para nada.
Tal vez me haya retrasado un poco en desnudarme de pudor para dejarte unas palabras en tu casa virtual.
Disfruta de esta experiencia, Sergi, que es única, y me consta lo mucho que quienes te han dado esta oportunidad creen en ti.

Besos orgiásticos.

Juankydanzas dijo...

http://juankydanzas.blogspot.com

Marsu dijo...

Muchas felicidades. Tres añitos. Estás hecho todo un ...¿preescolar?

Suerte

PaO dijo...

Hola, de casualidad llegué aqui, para ser más exacta por medio de un link en un webmaster que me llevó a tu antiguo blog, y aqui estoy.

Me ha gustado mucho, mucho, de verdad.

Saludos, Pao.

Sergi Bellver dijo...

• Bendito el día en que una amiga se cruza en tu vida, querida MaLeNa y uno sabe que ya no le soltará, si se cae, o si vuela.

Abrazo abarcaocéanos.

A identidade, gracias por las buenas vibraciones. Si llegan con acento brasileiro, saben aún mejor.

• He estado muy liado, Raquel, entre el trabajo en la editorial, el trabajo en sí de una búsqueda de trabajo que me permita vivir hasta que puede dedicarme en exclusiva a la editorial, mis cuentos, mis historias, la euforia avasalladora, algún batacazo tras la inercia... en fin, dos semanas agotadoras... Gracias por acordarte del albatros.

Un beso enorme.

• Nunca es tarde, Ella, si uno se alegra con el mismo afán genuino. Lo que no entiendo es por qué tanta gente tiene pudor por comentar en una bitácora como esta... a veces pienso que simplemente apabulla, aburre o agota, pero no es el caso, nod el todo, porque doy fe de que me llegan al menos tantos correos privados como huellas por entrada... Es extraño.

Un fuerte abrazo (¿la gente se abraza, quiero decir abraza-abraza en las orgías? mira, yo prefiero los follones de a dos... los literarios también, si me apuras).

Ojalá el futuro nos traiga muchas alegrías y proyectos que compartir.

• Bienvenida, Pao, me alegra mucho que te sintieras bien paseando con el albatros. Ojalá que la nueva apariencia también te guste. Más sencillez, menos distracciones, el mismo empeño. Todavía llega gente a esta casa por la vieja bitácora... es un misterio.

Un abrazo.

Marsu, te contesto arriba a todo.

Enigmática dijo...

Sólo encontré tus ojos y me enamoré del día, se abrió la noche con su luna llena y derramó estrellas sobre mi piel de cristal...

Te leeré con calma,

Sergi Bellver dijo...

Vaya, Enigmática, con una entrada como esa, casi consigues que me azore y que te lea con todo menos "con calma".

Sólo abro una ventana a mis ojos, a mi mirada, mejor dicho, ahí arriba a la derecha, porque creo que es la única parte de mi carcasa que me define, que se parece al actod e escribir (mirar), lo demás no es otra cosa que un accidente.

Espero que, una vez hayas leído más, con calma, o agitada, regreses para contarme.

Un abrazo.